Las dos perras

Fábula de Fedro

Suelen envolver una asechanza las caricias de los malos, y para no caer en ella,

nos conviene tener muy presente lo que diremos a continuación:

fabula las dos perras

Una perra solicitó de otra permiso para echar en su choza la cría, favor que le fue otorgado sin dificultad alguna; pero es el caso que iba pasando el tiempo y nunca llegaba el momento en que esta perra desocupara o abandonara la choza que de forma generosa se le había cedido, alegando como argumento que esta demora, era preciso esperar que los cachorrillos tuvieran fuerzas para andar por sí solos.

Como se le hiciesen nuevas instancias, pasado el último plazo que ella misma había fijado antes, contestó arrogantemente: “me saldré de aquí, si tienes el valor para luchar conmigo y con mi turba”.

Moraleja: no dejes entrar al enemigo en tu casa, puesto que después será él quien te eche de lo que te pertenece.

¡Por cierto! Antes de que te vayas, queremos recomendarte esto que seguro que te interesa:

Son una serie de contenidos a parte del que has leído que puede ser interesante para tí ¡Muchas gracias por leernos!

Las dos perras
4.5 (90%) 2 votos

¡Comparte ahora en redes sociales!